Blogia
Al Socaire de El blog de Angel Arias

Sobre mellizos, fertilidad y negocio

Sobre mellizos, fertilidad y negocio

Perdemos población, pero ganamos en porcentaje de mellizos. Antes de que las técnicas de fertilización se llevasen al terreno humano, las estadísticas inicaban que las posibilidades de tener un embarazo doble no superabn el 1,3 por ciento. Hoy día, cualquiera puede constatar que el número de carritos dobles (dependiendo de la hora del día, conducidos por la cuidadora latinoamericana o marroquí o un abuelo) ha aumentado de forma significativa.

Tener mellizos a cierta edad se ha convertido en habitual.

La razón es también conocida: las mujeres, obligadas a trabajar para sostener un régimen de ingresos suficiente, deciden ser madres a edades más avanzadas, se someten con mayor frecuencia a técnicas de inducción a la ovulación o de fertilización asistida, todo lo cual aumenta la posibilidad de quedar embarazadas de mellizos; matizamos bien, porque el número de gemelos idénticos sigue inmutable: cuatro por cada mil embarazos.

Dependiendo de la droga estimulante empleada para forzar las ovulaciones, las posibilidades aumentan; con gonadotrofinas, el porcentaje es de uno de cada 5; con citrato de clomifeno, serán menor, pero no bajará de uno de cada 20. Si la técnica que los laboratorios de fertilidad emplean es la llamada de fertilización o inseminación in vitro (FIV) el porcentaje puede llegar a 1 de cada dos embarazos, ya que, para garantizar el éxito del tratamiento, se llegan a implantar hasta 6 embriones en el útero (cantidad máxima regulada legalmente).

Otras técnicas, como la transferencia de embriones o gametos en la trompa de Falopio (GIFT o ZIFT) también aumentan el porcentaje natural. Solamente la inseminación artificial, y siempre que no se combine con drogas, mantiene la tasa natural de generación de mellizos en mujeres jóvenes. Si las futuras madres tienen más de 35 años, evidencian mayor producción de hormona folículo-estimulante (FSH), que tiene el doble efecto de disminuir la fertilidad, y se aumentan también las posibilidades de embarazo multiple.

Los problemas ligados a un embarazo múltiple no son menores. Obviando la cuestión de tener que alimentar, educar, cuidar, etc. a dos o más bocas, durante el embarazdo hay que atender al crecimiento simultáneo de dos o más fetos, que obliga a vigilancias especiales, y, a término, se unen las complicaciones del parto. Por eso, la mayor parte de los nacimientos de mellizos se producen en los hospitales públicos, dotados con mejores medios y preparados para dar más atención en caso de problemas que las clínicas privadas, orientadas no precisamente a la beneficencia, sino al negocio.

La cuestión de obtener descendencia, deseo que el ser humano pocas veces puede calmar, se convierte en un asunto económico con consecuencias colaterales. Además del alto coste que supone, para los padres, un embarazo por técnicas no naturales, existe una alta posibilidad de embarazo múltiple cuando se emplean procedimientos asistidos, y los partos se conducen por las clínicas privadas de fertilidad a centros que pagamos entre todos, reservándose así la parte agradable de comunicar a los futuros padres que el tratamiento ha sido un éxito y sobrecargando los servicios asistenciales públicos y a sus profesionales. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres