Blogia
Al Socaire de El blog de Angel Arias

Sobre los ratios que le gustan al banquero Botín y al empresario Falcones

El presidente y consejero delegado de Fomento de Construcciones y Contratas, Baldomero Falcones, al presentar el avance de los resultados del grupo que dirige a varios analistas financieros, ha revelado que su antiguo jefe, el presidente del BSCH, Emilio Botín, tiene su especial "regla del pulgar" para saber si una empresa le lanza buenas vibraciones:

La frase ha sido: "En los últimos doce meses hemos reducido la cifra de costes en un 4% en relación a la cifra de negocios que es un dato que le gusta mucho, por ejemplo, al banquero Emilio Botín".

Acabáramos. Queda desvelado por esa indiscreción una de las claves, seguramente la central, del modelo económico que hemos estado siguiendo: la reducción de costes respecto a la facturación total. O, analizado respecto a su complementario, el aumento del margen antes de amortización e impuestos, es decir, el beneficio bruto de explotación, -el Ebitda- que, para qué vamos a darles más vueltas, está íntimamente relacionado con el beneficio neto y con la capacidad propia para invertir en nuevas aventuras.

Como estamos en crisis económica, y el Gobierno no se va a atrever a tocar los impuestos, debemos exprimir la estructura y presionar a los proveedores para obtener más margen neto. Podremos así amortizar más inversiones, ya que apetece pescar en aguas revueltas, o mantener el reparto de dividendo a los accionistas.

Olvídense de los demás ratios, tan profusamente explicados por analistas neófitos y pocoempresarios que aún no saben de qué va la cosa. En épocas de incertidumbre, reduzcan los costes, que nadie se extrañará. En épocas de bonanza, aumenten el beneficio, que es lo mismo, y nadie se extrañará tampoco.

Los accionistas de FCC habrán ganado (beneficio neto, EBIT)  -a falta de la publicación de datos finales- algo más de 300 millones de euros en 2009, sobre una facturación total de 10.000 millones de euros. Un 3%. Muy poco. Casi nada comparados con los casi 422 millones antes de impuestos (BAI) que se habían alcanzado en 2006, según anunciaba entonces su consejero delegado Rafael Montes.

Para qué liarse con EBIT, BAIs y tonterías. Lo que les gusta a los banqueros es cuánto tenemos en la caja, es decir, la contabilidad del tendero.

Como Botín tiene un 1% del capital de FCC y, sobre todo, ha sido jefe de Falcones cuando era Director General en BSCH, podemos imaginarle preguntando a Falcones, directamente: "Baldomero, soy Emilio. ¿Cómo tenemos hoy el ratio ése?" La contestación de Falcones bien podría ser: "Mejor. Hoy acabo de despedir al director financiero, al de desarrollo y al de compras, y, además, hemos dejado de pagar el alquiler de la torre de Kio a Cajamadrid y me voy a comer al VIPS, que tengo puntos." 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres